Revista Digital de Literatura y Crítica Literaria

        
JOSE SARRIA
Columna dedicada a Jesús Aguado (el poeta mercenario, vocero de su amo), a Alfredo Taján (a quienes algunos identifican como el ideólogo de la traición; me resisto -por ahora- a creerlo), a Elías Bendodo (por su constatado desinterés) y a Francisco de la Torre (por su indolencia).

José Sarria

EN EL DÍA DE HOY este grupo de románticos poetas (componentes del Grupo Málaga),

 

CAUTIVO de amor por la poesía

 

Y DESARMADO por los falaces argumentos de quien se imagina valedor de la política cultural de esta ciudad, y después de alzarse como

 

EL EJÉRCITO de La Palabra,

 

ROJO de apasionada alegría, participa a todos aquellos que han amado y que aman la voz poética (desprendidos de miedos, intimidaciones y sutiles advertencias), y que desde el principio quisieron ofrecer su adhesión a la denodada Plataforma Pro-Ancha del Carmen, que se

 

HAN ALCANZADO más de MIL firmas solidarias, objetivo final de esta pacífica rebelión. Sus testimonios se ofrecen como lo hicieron

 

LAS TROPAS de los jóvenes espartanos en el paso de las Termópilas, traspasadas, incluso, las fronteras

 

NACIONALES, habiendo anclado adhesiones de escritores, profesores universitarios, críticos, periodistas y ciudadanos amantes de la cultura, no sólo malagueños, sino europeos, árabes, sudamericanos y apátridas, hasta alcanzar

 

SUS ÚLTIMOS OBJETIVOS: elevar la voz de la disidencia frente a las órdenes y decretos

 

MILITARES de un Delegado de Cultura (Miguel Briones) que queda invalidado para seguir al frente de la acción ilustradora de una ciudad que aspira a alcanzar la capitalidad cultural europea. Por todo ello, y tras esta demostración de paz y de solidaridad para con la palabra sólo nos queda susurrar, por nuestra parte, que

 

LA GUERRA HA TERMINADO, o no. Ya veremos…

 

Añadir, a este último parte de guerra, con Johann W. Goethe que “El hombre sordo a la voz de la poesía es un bárbaro”.