Revista Digital de Literatura y Crítica Literaria

        
ANDRÉS GONZÁLEZ-BARBA

Rafael Cansino Assens

La Fundación Cansinos Assens se constituirá en un plazo de un mes y contará con la aportación de 60.000 euros del Ayuntamiento, que entrará a formar parte de su Patronato. Esta asignación municipal subirá a 90.000 a partir de 2011.

En el Patronato de la Fundación estarán, además del Ayuntamiento de Sevilla, los intelectuales Juan Manuel Bonet -experto en literaturas de vanguardias-; Jacobo Israel Garzón -especilista en literatura judía-; Alberto González Troyanos, estudioso de la literatura y escritores andaluces; Marco Ricardo Barnatán -especialista en Borges- e Isabel Tuda, subdirectora del Museo Municipal de Madrid.

Según comenta el director de la Fundación Archivo Rafael Cansinos Assens, Rafael Manuel Cansinos (ARCA), «la asignación del Ayuntamiento este año será de 60.000 euros porque no se va a trabajar todo el año». A partir de 2011 esta partida aumentará a 90.000, en concepto de subvención nominativa.

En principio está previsto que a partir del verano funcionará la oficina de la Fundación ARCA en el monasterio de Santa Clara.

Para otoño está previsto que se celebrará un congreso por el que se divulgará en Sevilla la figura de Cansinos Assens, que aún no es lo suficientemente conocida. En dicho congreso participarán los patronos de la Fundación y está previsto que sean tratados distintos temas relacionados con este escritor sevillano, como su relación con la literatura de las vanguardias, si vinculación con Borges -que lo consideraba su maestro-, el tema judaico y su relación con Andalucía.

Según confirma Rafael Manuel Cansinos a ABC, el traslado del archivo con todos los valiosos documentos que contiene se efectuará a la denominada «Casa del Capellán», un espacio del monasterio de Santa Clara. Cuando esté acabada la obra de acondicionamiento de dicho espacio se trasladarán estos archivos. Primero tiene que estar el sitio físico. La obra se hará a lo largo de 2011. Para finales de ese año esperamos que esté el archivo en Sevilla».