Revista Digital de Literatura y Crítica Literaria

        
JOSÉ CENIZO JIMÉNEZ

Imagen de los protagonistas

                  

         El desarrollo de la civilización venidera parece el título de una conferencia o un libro sobre sociología, pero es el de la última puesta en escena de Daniel Veronese, que hemos visto el 18 de febrero en el Teatro Lope de Vega de Sevilla. Una obra inspirada en Casa de muñecas, de Ibsen, un clásico tantas veces llevado a escena. Lo que Ibsen abordaba en el contexto de finales del siglo XX trata de llevarse a la contemporaneidad.  El papel de la mujer frente a su esposo y la sociedad como fondo, y una trama sencilla (un pagaré con firma falseada que entregó la esposa del protagonista, Nora, que provocará la ruptura de la pareja) son la esencia de la obra.

         La escenografía es una adaptación de la de la obra “Budín” de Ariel Vaccaro, algo plana, como planos resultan en conjunto los personajes secundarios a pesar del esfuerzo, en unos casos más que en otros, de los actores. Krogstad el prestamista (Marcelo Subiotto) no asusta tanto con sus amenazas, y los otros papeles quedan descafeinados, sin relevancia. La protagonista, Nora (María Figueras) se dedica la mitad del espectáculo a dar saltos como una loca, con un sesgo histriónico, exagerado que desconcierta, y la otra mitad, cuando se descubre su engaño, a lloriquear y retorcerse sin demasiada convicción. Quizá el marido, Helmer (Carlos Portaluppi), es el más acertado en la interpretación.

             Sólo en algunos momentos se logra llegar al público, y es sobre todo cuando el marido grita, amenaza o pega a la mujer, algo que aquí y ahora, en España, merced a las campañas de sensibilización, choca y daña emocionalmente con fuerza, pero que en otros países, como Argentina, de donde son los actores, no causa tanta conmoción, pues están empezando ahora con el asunto de la violencia de género.

         A pesar de ciertos excesos y la falta de vigor la obra es un digno empeño en redescubrir a Ibsen y en plantear las siempre difíciles relaciones de pareja.