Revista Digital de Literatura y Crítica Literaria

        
REDACCIÓN

Ediciones Acantilado

Coincidiendo con el centenario de la publicación del primer volumen de la saga del padre Brown (El candor del padre Brown) y con el 75 aniversario de la muerte de G.K. Chesterton el próximo mes de junio, Acantilado publica una obra inexistente en cualquier otra lengua: 42 textos del escritor londinense que giran en torno al género detectivesco y que vieron la luz en diferentes publicaciones entre los años 1901 y 1936.

 

Los relatos del padre Brown han entrado a formar parte de nuestra mitología particular. Las historias detectivescas protagonizadas por un sacerdote católico, sin más ayuda que su sentido común, un formidable conocimiento del género humano y un paraguas, nos llegan arropadas por un perspicaz candor que nos las hace profundamente amigas. De ellos, Borges afirmó que cuando el género policial hubiera caducado, el porvenir seguiría leyéndolos. Pero Chesterton no escribió solamente estos relatos (agrupados en Acantilado bajo el título Los relatos del padre Brown), sino que también consagró diversos ensayos al género policial, publicados en muy diversos lugares. En este volumen se reúnen, por primera vez, todos ellos. El lector encontrará, mucho más que una curiosidad, un indeliberado manual entusiasta, culto y espiritoso del perfecto escritor de relatos de misterio.

 

Gilbert Keith Chesterton (Londres, 1874 - Beaconsfield, Buckinghamshire, 1936). Entre sus obras más conocidas se cuentan El hombre que fue Jueves (1908), su Autobiografía (1936; Acantilado, 2003), una Breve historia de Inglaterra (1917; Acantilado, 2005), los ensayos reunidos en Herejes (1905; Acantilado, 2007), recopilados también en la antología Correr tras el propio sombrero (Acantilado, 2005), la colección de relatos El hombre que sabía demasiado (1922; Acantilado, 2007), Lo que está mal en el mundo (1910; Acantilado, 2008) y Los relatos del padre Brown (Acantilado, 2009).