Revista Digital de Literatura y Crítica Literaria

        
JOSÉ GARCÍA PÉREZ
Las nuevas tecnologías, los foros, las redes sociales, las prisas y los correctores ortográficos están afectando negativamente a la comunicación escrita y generando una enorme confusión sobre los buenos usos.

Edita Berenice

La editorial Berenice acaba de publicar Manual de redacción para profesionales e internautas de José Carlos Aranda Aguilar, un libro de redacción para los usuarios de las nuevas herramientas de comunicación que han aparecido a los largo de estos últimos años -SMS, blogs, correo electrónico, redes sociales-, con el que se  pretende devolver a la escritura ciertas prácticas de buen uso que no genere errores o malas interpretaciones en la descodificación de los mensajes que se pretenden transmitir.


En contra de lo que pudiéramos pensar hace unos años, la cultura audiovisual no solo no está haciendo desaparecer la escritura, sino que ahora se escribe muchísimo más que antes. Los correos electrónicos y las conversaciones on line son el procedimiento más fiable y económico, “pero no siempre se escribe correctamente o, mejor dicho, muy pocas veces”, comenta José Carlos Aranda. Las nuevas tecnologías, los foros, las redes sociales, las prisas y los correctores ortográficos están afectando negativamente a la comunicación escrita y generando una enorme confusión sobre los buenos usos de la escritura.

 

Igualmente, según su autor, la elaboración y percepción de la información transmitida por escrito como si fueran mensajes orales suelen crear disfunciones en la correcta recepción de los mismos. De ahí la necesidad urgente de este manual de redacción que aúna tanto las mejores prácticas del escrito tradicional como las nuevas formas inherentes a las tecnologías de la comunicación, tanto para la correspondencia profesional como para el uso de carácter privado.

 

¿Por qué no ser correctos a la hora de escribir nuestros mensajes electrónicos profesionales o nuestras entradas en blogs y redes sociales? El correo electrónico, el SMS y el post están sustituyendo al teléfono en la comunicación profesional e interpersonal, provocando una auténtica vuelta de la cultura escrita. “Casi todos los profesionales y usuarios de las nuevas formas de comunicación hemos tenido experiencias con algún correo electrónico o algún post que nos ha perecido muy frío o, al contrario, excesivamente airado, y no hemos sabido interpretar el tono de esa comunicación”, comenta este doctor en Filología Hispánica, quien

cree necesario volver a ciertas prácticas de formalidad y cortesía en la escritura que lógicamente deben adaptarse y combinarse con los usos que requiere la inmediatez de las nuevas formas tecnológicas de comunicación.

 

Como aportación acorde con el tema que trata, este manual  utiliza una metodología interactiva en la que el usuario a través de la página web del autor podrá comprobar los resultados de los ejercicios que se proponen a lo largo del libro.

 

José Carlos Aranda, nacido en Córdoba en 1957, Doctor en Filología Hispánica, autor de monografías académicas sobre Usos del subjuntivo en español actual en 1982 o su tesis doctoral Narrativa andaluza del siglo XIX en 1989, es profesor de Lengua Española y Literatura desde 1980. Corrector de Selectividad, miembro de tribunales de oposiciones, aquilata una larga experiencia en corrección de pruebas y comentario de texto.

 

Entre otras publicaciones es autor de dos manuales prácticos de sintaxis: Sintaxis de la oración simple y Sintaxis de oración compuesta; artículos de crítica literaria como “La narrativa de González Ripoll: Los Hornilleros”, o de análisis lingüístico como “Algunos casos especiales de la transitividad en español” presentados a simposios y congresos. A partir del 2009 inicia su actividad editorial desde una perspectiva didáctica y práctica que plasmó primero en Cómo se hace un comentario de texto (Berenice, 2009),  Manual de ortografía y redacción (Berenice 2010), y un interesante ensayo titulado El libro de la gramática vital (Almuzara). Estas publicaciones pueden considerarse fruto de más de 25 años de experiencia y del interés por desarrollar métodos útiles y prácticos.