Revista Digital de Literatura y Crítica Literaria

        
MANUEL QUIROGA CLÉRIGO
Quiroga Clérigo conversa con García Calderón sobre la novela "La noticia"

Manuel Quiroga Clérigo

Fernando García Calderón

Edita: Algaida

 

  Fernando García Calderón es un Ingeniero de Caminos, nacido en Sevilla en 1959, que reside en Madrid y que tiene en la literatura una pasión. Ello le ha supuesto varios premios y, sobre todo, el aliento para seguir por ese difícil camino de la novela o el relato corto que, por ahora, ha desembocado en un interesante libro titulado “La noticia”, publicado por Algaida Editores de Sevilla, para el que Miguel Ángel Matellanes Director editorial, daba los mejores pronósticos, dado el buen desenvolvimiento de los anteriores títulos de este autor. García Calderón quiere, en “La noticia”, retratar a su generación al tiempo que hace un, amplio,  repaso por historias y recuerdos que nos sitúan en un pasado muy cercano que todavía no ha tenido un real desenlace. Si en el libro aparece alguna decepción también vemos que hay personajes que superaron algunas pruebas y, con ello, pudieron enfrentar el actual presente de una distinta manera. De algunos de estos temas queríamos hablar con Fernando García Calderón.

 

-¿Hasta qué punto es “La noticia” una novela autobiográfica o el retrato de una generación?.

-Normalmente, los escritores introducen su yo en la primera novela. Yo lo hago en la cuarta. Después de la publicación de “El vuelo de los halcones de la noche” (1997), galardonada con el Premio “Félix Urabayen”, “El hombre más perseguido” (Algaida, 1999) Premio Ateneo de Valladolid, y “Lo que sé de ti” (2002), llegamos a “La noticia”,  aunque también haya dado a la imprenta dos volúmenes de cuentos: “El mal de tu ausencia” (2000) y “Sedimentos en un pantano” (2005). Esa introducción del yo en la novela consiste en rendir cuentas con un pasado amargo aunque no crítico, esa sensación de desilusión de una generación un poco perdida.

 

-¿Qué es para ti la novela como género?.

- Para mí  la novela consiste en reescribir la realidad. Se trata de cuestionar lo que existe  a mi alrededor. Como autor  me cuestiono mi propia visión de esa realidad. Creo que cada novela ha de ser distinta de la anterior. En mi caso en cada obra voy mar adentro sin guardar nada. No guardo nada a la hora de escribir. AQUÍ

 

-¿Por qué el título de “La noticia”?.

-La historia parte de la noticia que aparece en los periódicos de la muerte de Victoria Orozco. Es el desencadenante de toda la narración.

 

-Pero esa noticia es algo más, se convierte en una especie de ajuste de cuentas con el pasado a través fundamentalmente del personaje de la escritora fallecida.

-Bien, cuando hablamos de Victoria lo hacemos de una mujer muy ambiciosa, alguien que se juega todo para conseguir el triunfo. Ese triunfo llega para ella con la obtención del Premio “Nadal” de novela. Ella ha tomado la vida como un enorme reto, se ha jugado todo en cada obra que ha escrito. Concibe la literatura como algo superior. El personaje se encuentra en una situación poco estable por el desequilibrio que produce la ambición. Es como si ella misma fuera capaz de elegir su propio desenlace.

 

-Luego aparece el propio autor, inserto en esa generación de arquitectos, de gente que estudia y que espera mucho de la democracia, de la vida.

-Sí, el autor actúa como un observador. En este caso, además de Victoria la escritora que quiere descollar en la literatura, aparece un grupo de Ingenieros de Caminos y la novela cuenta las aventuras de ese grupo de personas. Lucas y Pepe, como más allegados a Victoria, van a abordar la historia de esa mujer, porque la conocen mejor, porque están más cerca que los otros. En total tenemos cuatro protagonistas de la nvoela y dieciséis personajes secundarios. La trama se desenvuelve con algún suspense en medio de los hechos de esos amigos que, a finales de los años setenta y comienzo de los ochenta, se ven con el dolor de asistir a alguna muerte más en sus cercanías. Esa trama se va complicando un poco, con la simple esencia de distraer y no de hacer un tratado sobre la novela.

 

-La figura del personaje de Lucas al final de la obra en silla de ruedas, aparece como una situación extrema.

-Es el personaje más parecido a las ideas del autor, esa situación es la que asume con cierta resignación para seguir viviendo.

 

-Digamos que es la noticia de una especie de generación perdida, alguien que no ha encontrado todo lo esperaba al enfrentarse a la evolución de los hechos desde los años setenta.

-Digamos que es una novela generacional sin generalizar. La novela transcurre entre 1975 y 2001, un período de tiempo amplio. Aparecen diversos puntos de vista que comprenden a gente de una misma generación. Lo que se comenta, por ejemplo, es que después del 23-F por Tejero la democracia se va asumiendo como un status, pero sin ir más lejos de ahí.

 

-¿ Qué sucede entonces?.

-La desilusión llega cuando uno espera más y ese más no llega. “No hay nada más tristge que la muerte de una ilusión”, se dice. Los personajes tratan de salir delante de una forma u otra. Los ingenieros de Caminos parecían abocados al triunfo, y aquí se da una imagen diferente. Algunos de estos ingenieros se empecinan en el fracaso y lo llevan hasta sus últimas consecuencias. Hay una relativización del triunfo.

 

-Pero también se habla de otros temas.

-¿Todo ello coordinado con las ansias de la escritora y las relaciones de amistad entre todos ellos?.

 

-Así es. La pregunta que tenemos ahora es ¿hasta donde se es capaz de llegar como para destacar en la literatura?. La amistad se va ensimismando, llegando incluso a perderse.

-Pero hay otros aspectos destacables en la novela, como el de la muerte.

 

-Se habla del concepto de dignidad en situaciones extremas. Si la muerte no puede ser digna, ha de ser digno el moribundo. No puede ser que ningún ser humano muerra sin dignidad.

 

-¿Cómo se estructura la novela?.

-Tiene una estructura suave en la expresión y más compleja en el fondo. Aparecen dos narradores, que no utilizan ninguna moralina en su cometido. Son dos puntos de vista que aparecen como algo real, pues la versión de los hechos se hace a través de dos maneras distintas de ver la existencia.

 

-¿Hay similitudes entre esta, u otras novelas, y tus cuentos?.

-Pocas. Anteriormente hice lo que se denomina novela de autor, entendida como una obra personal donde prima el estilo. En “La noticia”, por el contrario,  he querido hacer una novela de lector. Se trata, efectivamente,  de que el lector se pueda identificar con los personajes de la obra. Las anteriores novelas han sido obras más conceptuales, menos desarrolladas. En este caso la novela es más larga, las ideas se van desarrollando y la idea es dar aquí una vuelta de tuerca a la narración.