Revista Digital de Literatura y Crítica Literaria

        
REDACCIÓN
Interviene Fº Vélez Nieto, Presidente de Honor de ACE-A

Francisco Vélez Nieto

“Huid de escenarios, púlpitos, plataformas y pedestales. Nunca perdáis contacto con el suelo; porque sólo así tendréis una idea aproximada de vuestra estatura” Juan de Mairena

La Delegación en Sevilla de la Asociación Colegial de Escritores de España, sección autónoma de Andalucía, ACE-Andalucía, dentro de la Programación de invierno 2016 ESPACIOS DE PENSAMIENTO Y LITERATURA, organizó el acto Que tú me viste hundir mis manos puras en el agua serena en honra y memoria de D. Antonio Machado con motivo del septuagésimo séptimo aniversario de su fallecimiento en el exilio.

Se celebró el 21 de febrero, domingo, a las 12h, en la c/ Dueñas, junto al monumento erigido por Julio López, en vísperas de la fecha de su muerte el día 22 de febrero de 1939. Escritores pertenecientes a la Delegación en Sevilla de ACE-Andalucía, hicieron revivir con la lectura de sus poemas no sólo la memoría lírica del poeta de españa. También , y junto a ella, el tránsito dramático de varias generaciones durante la dictadura y la vigencia del pensamiento machadiano en la realidad democrática actual. Desde el exilio “vuelve como efigie al rincón donde vio la luminosa luz de su infancia. Setenta y siete años han transcurrido. Largo camino por ser poeta de verso claro y diamantino”.

Francisco Vélez Nieto, presidente de honor de ACE-Andalucía, desarrolló una breve disertación sobre ​su figura humana y literaria.​

El acto fue presentado Juan Clemente Sánchez y coordinado por Pedro Luis Ibáñez Lérida, delegado en Sevilla de ACE-Andalucía

“Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla

y un huerto claro donde madura el limonero

El 22 de febrero de 1939 fallece en el exilio D. Antonio Machado junto a Ana Ruiz, su anciana madre, en la pequeña ciudad francesa de Collioure.

Cruzan la frontera que les separa de la tragedia de España. El escritor madrileño Corpus Barga les acompaña. Alivia este doloroso camino portando en sus brazos a aquella menuda mujer. Ella, con voz quebrada​, le pregunta al corpulento Corpus Barga, "¿Llegamos pronto a Sevilla?"​

El conjunto escultórico ubicado en la pequeña plaza de la Casa de las Dueñas, está formado por el relieve que representa el pasado con una imagen del poeta y la escultura de una lectora que simboliza el presente. Los elementos simbólicos previstos que deberían de acompañarlo como son el limonero y olivo, aún no han sido plantados por Urbanismo.