Revista Digital de Literatura y Crítica Literaria

        
Francisco Vélez Nieto
Acerca de la novela "Duelo", de Eduardo Halfón. Libros del Asteroide

Francisco Vélez Nieto

Eduardo Halfón

Libros del Asteroide

La recién publicada obra “Duelo” (Libros del Asteroide), de Eduardo Halfón, es la tercera lectura de cuidada escritura de la que he disfrutado. Las anteriores fueron Monasterio y Signor. Eduardo Hoffman (Ciudad de Guatemala, 1971), es un escritor claro y de cuidadoso narrar sobre su propia existencia familiar, de origen judío, compuesta de una sucesiva hilera de historias que se pueden considerar entre lo real y la ficción imaginativa del autor, como heredero de un árbol genealógico familiar que encadena la suma de vivencias literarias poseídas de discurrir sobre un interés continuo. Fragancia de la palabra escrita que no cesa ni decae en la narración y existencia de la búsqueda de la memoria familiar, desde el presente en primera persona hacia atrás buscando el venero de la memoria y los hechos.  Lo que considero un acierto la edición de estas tres obras por parte de Libros del Asteroide. Pues es literatura que reclama espacio por su calidad expresiva y reconocimiento, teniendo en cuenta que las prisas en literatura llevan al adocenamiento de rutina creativa.

Y nos cuenta la epopeya real de este niño, hermano de un abuelo que ha fallecido ahogado en un canal cuando se bañaba. Esta dolorosa muerte forma la médula de la novela. La andadura de este judío guatemalteco nieto de abuelo libanés, otro abuelo polaco, recuerdos familiares envueltos en la sombra entre la verdad e interrogación inmersa en la niebla del tiempo. Todo un misterio flotando sobre la bruma de una verdad de fábula sin aclarar. Siendo constante interrogación para que ese niño ya hombre pueda ir componiendo los eslabones de su árbol familiar y las inclemencias humanas vividas y padecidas por tan cercanos antepasados.

Extraño imán que lleva a nuestro protagonista y narrador a recorrer una variada y amplia geografía: Guatemala, Miami, Nueva York, Polonia, que le van sirviendo para ir formando el espacio vital y trágico en que vivió su familia. El tenebroso mercado vital, confinación y huida de lo más entrañable por los campos de concentración nazis, “uno de los periodos más negros de la historia humana” al ser estirpe de origen judío y pérdida de seres queridos en esa lucha por salvarse de la barbarie sin renunciar a las raíces de origen y cultura. Instalado en la geografía europea, el lector, puede saborear a placer, ese recuento de los macabros testimonios restaurados como museo de lo que nunca jamás podrá ser justificado, aunque ese fantasma todavía aguarda y asoma su testuz animal en la poderosa América envuelta en el desvarío  demencial, vigilante con un palpitar poseído de odio y fanatismo deseoso de poderes absolutos c sin disimulo alguno, para implantar de nuevo su felonía. En lo material y cultural de esos campos de trabajos forzados y de exterminio calculado. Aquí, el poder narrativo exigente de Halfon en calmosa descripción de este espacio, en un juego entre pasado y presente, alcanzando esa altura de la prosa que atrapa por su virtuosismo y que llena de placer el contenido de la historia.